Roncopatías y apneas

Los ronquidos no sólo provocan el molesto ruido, también pueden tener consecuencias sobre la salud bucodental.

El ronquido es la antesala de la apnea y ambos suponen una dificultad al paso del aire por la faringe. Hubo una época en que se creía que los roncadores se asociaban con el buen dormir. Hoy sabemos que es un trastorno del sueño que por si mismo no repercute en la salud propia, siempre que no se acompañe de apneas.

Roncoterapia y apneas

¿Qué son la roncopatía y la apnea del sueño?

El paso de los ronquidos a la apnea de sueño no es fácil de detectar y suele descubrirse después de sufrir algunas de sus consecuencias: hipertensión, infarto o hemiplejia. Motivos de sobras para pedir ayuda médica profesional en caso de sufrir roncopatía crónica.

Los ronquidos han sido siempre motivo de ridículo y de vergüenza. Pero desde hace unos años se ha empezado a tomar en serio el problema para intentar evitar no solo el molesto ruido sino también todas sus posibles consecuencias para la salud. Y es que, hasta hace poco, había dos importantes enfermedades que estaban completamente desatendidas: hablamos de la roncopatía y la apnea de sueño.

Ambas provocan un cierto grado de asfixia durante el sueño. Cuando la obstrucción de la vía respiratoria es parcial y permite el paso de aire, se identifica como roncopatía. Mientras que en cuando la obstrucción hace que flujo de aire disminuye de manera importante o incluso completamente, hablamos de apnea de sueño.

Síntomas, tratamientos y resultados de la roncopatía y la apnea del sueño

Contamos con la certificación de Orthoapnea®, dispositivo intraoral especialmente indicado para el tratamiento el ronquido y la apnea del sueño.

En el caso de la roncopatía crónica, los ronquidos suelen ir acompañados de síntomas propios de la mala oxigenación: somnolencia matutina, dificultad para iniciar el día, dolor de cabeza o mal humor. Si no se pone solución al problema de la roncopatía, suelen aparecer los episodios de apnea.

Algunos síntomas de la apnea son:

  • Sensación de cansancio
  • Tendencia a dormirse durante el día
  • Pérdida de memoria

 

Estas consecuencias son fruto de los muchos ‘microdespertares’ a que la persona se ve inmersa durante la noche. Y es que ante la falta de oxígeno, el cerebro responde mandando un estímulo para que el cuerpo se despierte, evitando que la persona se ahogue, pero comprometiendo su descanso.

En nuestra clínica dental tratamos de mejorar el descanso de nuestros pacientes y así revitalizarlos durante el día. Contamos con la certificación de Orthoapnea®, una técnica de tratamiento en la que se fabrican férulas nocturnas personalizadas que nos ayudan a corregir tanto las apneas y los ronquidos como los problemas derivados de estos: sueño, cansancio, irritabilidad, riesgo de parada cardiaca y mejorar la relación con tu pareja.

Si sufres roncopatía o te has sentido identificado con algunos de los síntomas que hemos descrito, contacta con Clínica Dental Elena Fatás para solucionar tu problema y así mejorar tu descanso y tu día a día.

Roncoterapia qué es?

¿Comenzamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.