Ortodoncia estética, la alternativa para diseñar tu sonrisa

Si cuando eras pequeño no recibiste el tratamiento ortodóntico que necesitabas y has vivido toda tu vida con los dientes torcidos o una incómoda maloclusión, nunca es demasiado tarde para arreglarlo.

En los últimos años, la ortodoncia ha dejado de ser un procedimiento asociado solo a niños y adolescentes, convirtiéndose en la mejor solución para que cualquier persona adulta pueda corregir su sonrisa. Esto ha sido en buena parte gracias a los múltiples tratamientos de ortodoncia estética, que aportan discreción y comodidad respecto a los brackets tradicionales.

Los tratamientos de ortodoncia suelen ser la mejor opción para alinear los dientes y conseguir una mordida perfecta, pero debido a su efecto antiestético y a su duración hay quien prefiere resignarse a su sonrisa imperfecta antes que someterse a una ortodoncia. Pero los avances en este sentido han servido para que surgieran tres alternativas en ortodoncia estética que cumplen la función correctiva del procedimiento al mismo tiempo que minimizan el impacto en la imagen. Hablamos de los brackets linguales Incognito®, los brackets estéticos y la ortodoncia invisible Invisalign®.

Los brackets linguales funcionan de la misma manera que los brackets tradicionales, pero a diferencia de estos se colocan en la cara interior de los dientes. Esto permite que queden ocultos a la mirada de los demás y sean prácticamente invisibles.

Los brackets estéticos, en cambio, se colocan en la cara frontal de los dientes pero están confeccionados con materiales que los hacen prácticamente imperceptibles. Su composición de cerámica, zirconio o zafiro, les da un tono transparente o blanco como el esmalte de los dientes, que les permite camuflarse en la sonrisa.

Por último, la ortodoncia invisible Invisalign es el único tratamiento que no utiliza ningún tipo de aparatos fijos, sino que consigue alinear los dientes mediante el uso férulas de plástico invisibles completamente personalizadas. Estos alineadores se cambian cada dos semanas para seguir aplicando las fuerzas necesarias en los dientes y, además de ser invisibles, se pueden quitar para comer o cepillarse los dientes.

Todos estos tratamientos de ortodoncia estética permiten que cualquier persona, joven o adulta, pueda corregir su mordida y conseguir una sonrisa perfecta sin modificar su imagen mientras dura el procedimiento. Esto no solo tiene un efecto estético beneficioso para los pacientes, sino que mejora su autoestima y les ahorra el mal trago que suponían los brackets tradicionales a sus portadores.

¡COMPÁRTELO!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

¡Compártelo!

También te pueden interesar…

Plan W

¿Has oído eso de siempre es mejor prevenir que curar? Nosotros nos lo tomamos al pie de la letra, por

Leer más »

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?