Maloclusión: causas y tratamiento

Entendemos por oclusión la situación en que los dientes superiores cubren ligeramente los inferiores, permitiendo que las cúspides de cada diente encajen en las correspondientes depresiones del diente contrario. La maloclusión, en cambio, se produce cuando los dientes superiores e inferiores no encajan correctamente al morder.

Tener una oclusión correcta permite que la masticación sea más efectiva y distribuya las presiones de equilibradamente entre los dientes. La masticación produce una gran presión, especialmente en los molares. Si esta fuerza se distribuye desequilibradamente los dientes pueden desgastarse más de lo normal, pueden romperse porciones de la corona e incluso se puede producir pérdida dental. Por todos estos motivos es importante corregir la maloclusión dental.

Causas de la maloclusión

Existen varias causas que pueden provocar maloclusión o desalineación dental:

  • Un desajuste entre el tamaño de la mandíbula y de los dientes: esta es la causa más común y se da cuando la mandíbula es demasiado pequeña en relación al tamaño de los dientes. Esto provoca que los dientes no quepan y acaben por apiñarse.
  • Malos hábitos como la succión del pulgar o el empuje lingual: suelen comportar la protrusión de los dientes superiores.
  • La pérdida de dientes: la pérdida de un diente definitivo provoca un agujero hacia el cual suelen moverse los dientes vecinos, causando desalineación a no ser que se coloque un puente, un implante o una dentadura parcial. La pérdida de dientes de leche no suele comportar este problema, ya que estos se sustituyen rápidamente por los dientes definitivos. Sin embargo, la pérdida temprana de los dientes temporales puede comportar el mismo problema y dificultar la erupción de las piezas permanentes.
  • Algunos defectos de nacimiento en la mandíbula: también la fractura del hueso.

Tratamiento de la maloclusión

  • Ortodoncia y retenedores
  • Extracción de algún diente
  • En los casos más extremos se requiere cirugía

En la mayoría de los casos, el principal motivo para el tratamiento es mejorar la apariencia. No obstante, los casos de maloclusión severa requieren tratamiento para prevenir el daño de las estructuras de la boca y mejorar la dicción y la masticación.

La ortodoncia es el principal tratamiento para corregir todo tipo de maloclusiones y suele requerir entre 9 y 24 meses de llevar aparatos. Existen varias técnicas ortodónticas, pero el objetivo de todas ellas es aplicar presiones ligeras y continuas en los dientes hasta colocarlos en su posición ideal.

Solo en caso de sufrir defectos de nacimiento severos o roturas de mandíbula, se requiere cirugía ortognática.

Si quieres más información acerca de la maloclusión, no dudes en ponerte en contacto con Fatás Dental.

¡COMPÁRTELO!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

¡Compártelo!

También te pueden interesar…

Plan W

¿Has oído eso de siempre es mejor prevenir que curar? Nosotros nos lo tomamos al pie de la letra, por

Leer más »

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?