Los tratamientos idóneos para blanquear tus dientes

La preocupación por la estética y las demandas actuales de los pacientes también han calado en el ámbito de la odontología. Por ello, múltiples profesionales han desarrollado e incorporado en sus especialidades los nuevos tratamientos estéticos, que permiten hacer renacer el blanco natural de tus dientes y eliminar aquellas manchas y tonalidades amarillentas tan desagradables. El poder de una sonrisa blanca es determinante en la composición de nuestro rostro, un elemento que ofrece una visión más agradable de nosotros mismos. Así, el clásico blanqueamiento dental, las coronas dentales y las carillas cerámicas o de composite son los tratamientos idóneos para blanquear tus dientes.

En primer lugar, el blanqueamiento dental es el procedimiento más conservador y, por consiguiente, que más ha sido aplicado. Su objetivo es sencillo: conseguir aclarar los dientes. Actualmente, existen diferentes modalidades de blanqueamiento dental, siendo importante diferenciar entre los procedimientos domésticos, que se realizan en casa, o el blanqueamiento en clínica. La mejor de las opciones es, sin duda, una primera sesión en la clínica dental y, posteriormente, proceder al mantenimiento de los resultados en casa. El blanqueamiento dental es un tratamiento reversible y que, con el tiempo, se ha de reforzar. Es importante destacar que no todos los dientes pueden ser blanqueados, por lo que es esencial someterse a una primera visita clínica, en la que el dentista evaluará y realizará el diagnóstico preciso para valorar la situación individual de cada paciente.

En segundo lugar, las coronas dentales (de cerámica o de zirconio) permiten lucir unos dientes sanos y verdaderamente similares a los naturales. Tras realizar los pasos previos pertinentes, las coronas se fabrican de forma personalizada en un laboratorio y, posteriormente, se incrustan sobre la parte superior de los dientes. Así, estas fundas permiten tanto restaurar un diente dañado o fracturado como reforzar su aspecto y devolverle su coloración natural o mejorar el color si se desea. Las coronas dentales son una restauración muy resistente que, además de otras aplicaciones, permite mejorar la estética de la sonrisa.

Finalmente, las carillas cerámicas o de composite son finas láminas utilizadas para conseguir unos dientes blancos y, en definitiva, perfectos. Colocadas sobre el esmalte dental, dichas láminas permiten tanto restaurar un diente como cambiar su tonalidad, restaurar formas anotómicamente correctas y fracturas. Las carillas, deben ser bien tratadas y mantenidas para una perfecta consevación. Como las coronas dentales, se confeccionan en un laboratorio y posteriormente se cementan en la parte frontal del diente mediante técnicas adhesivas de última generación.

Los tratamientos estéticos permiten devolver al paciente una sonrisa sin complejos y tan deseada.

Consúltanos y descubre cuál es la mejor opción para ti.

¡COMPÁRTELO!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

¡Compártelo!

También te pueden interesar…

Plan W

¿Has oído eso de siempre es mejor prevenir que curar? Nosotros nos lo tomamos al pie de la letra, por

Leer más »

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?