Bruxismo

El bruxismo es un hábito dental que consiste en apretar y rechinar los dientes, y afecta a una gran parte de la población.

En muchos casos, nuestros pacientes no son conscientes de que padecen bruxismo. Nuestro equipo lo suele descubrir en revisiones dentales rutinarias o porque, ellos mismos, acuden a nuestra clínica dental al notar un dolor agudo en la cara o cuello. Para confirmar el diagnóstico, en Clínica Dental Elena Fatás, realizamos una exploración clínica y un estudio radiográfico. 

Síntomas bruxismo severo

¿En qué consiste el bruximo?

Los pacientes que padecen esta alteración aprietan o rechinan los dientes constantemente, desgastando el esmalte de forma severa. Para disminuir el nivel de bruxismo, en Clínica Dental Elena Fatás disponemos de férulas de descarga que ayudan a repartir las sobrecargas y evitar dichos desgastes.

El bruxismo puede ser primario, cuando se observa durante la vigilia, o secundario, cuando está asociado a algunos medicamentos como antidepresivos o drogas recreativas, así como a la enfermedad de Parkinson, la depresión y la ansiedad.

Por otro lado, muchos son los estudios que señalan que el bruxismo nocturno se produce como respuesta a despertares durante el sueño, algo que indica que también puede ser un signo de trastorno del sueño.

Esta alteración puede padecerse durante el día o bien durante la noche, hecho que puede generar interrupción constante del sueño propio o del compañero de cama debido al ruido. El estrés es una de las principales causas del bruxismo.

Síntomas, tratamientos y resultados del bruxismo

Reducir el estrés y saber cómo manejar la ansiedad son métodos que pueden hacer disminuir el bruxismo.

El hecho de apretar los dientes ejerce presión sobre la estructura bucal, en músculos, tejidos y mandíbula. Algunos de los síntomas que presenta esta alteración son estos:

  • Desgaste anormal de los dientes.
  • Fractura de los mismos.
  • Inflamación y recesión de las encías.
  • Movilidad dental en exceso y pérdida prematura de dientes.
  • Dolores de cabeza, musculares y de oído

 

De los tratamientos existentes, las férulas de descarga consiguen los mejores resultados, puesto que consiguen proteger los dientes del desgaste prematuro, reducir la actividad de los músculos de la mandíbula y el eliminar ruido que produce el rechinamiento de los dientes. Se trata de pequeños protectores bucales de plástico que pueden ser utilizados inmediatamente sin ajuste especial. Aunque no existe cura específica para el bruxismo, es importante gestionar las consecuencias de la enfermedad a partir de los métodos de los cuales disponemos.

Bruxismo qué es

¿Comenzamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.